>Blog de Sexualidad

Síntomas y tratamiento de la adicción al sexo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
21 noviembre, 2017

La adicción al sexo es un trastorno de la personalidad que cada vez los psicólogos estudian más. El adicto al sexo requiere con demasiada frecuencia de mayores estímulos  para saciar su creciente necesidad, y la calma que se logra es solamente momentánea. Posteriormente regresa el vacío, y se genera un ciclo autodestructivo.

Síntomas y tratamiento de la adicción al sexo

Síntomas de la adicción al sexo

Los adictos al sexo son grandes consumidores de pornografía en todas sus variantes, recurren constantemente a la masturbación así como a constantes citas de una sola noche, bien sea con personas conocidas o mediante la prostitución. Cuando todos estos síntomas son una rutina, entonces es que se trata de una persona adicta al sexo.

Una persona que recurre de modo compulsivo al sexo es alguien que de forma errónea busca llenar su soledad con compañías y actividades que al final lo que le generan es una mayor soledad. Es un vacío que no puede llenarse con elementos externos, sino internos. Las causas de la hipersexualidad no siempre son claras. En algunos casos puede deberse a enfermedades físicas o una enfermedad psicológica como puede ser un trastorno bipolar o una manía.

Síntomas de la adicción al sexo

Cómo superar la adición al sexo

Para superar la adicción, el primer paso consiste en hacerse consciente del problema y ver claramente que afecta a nuestra vida diaria. Además de reconocerlo, hay que buscar el apoyo de los profesionales, y sobre todo, de los grupos de ayuda en donde personas con los mismos síntomas tratan esta problemática sexual. Por ejemplo, en España encontramos algún centro especializado como “Sexólicos anónimos”.

El objetivo del tratamiento es enseñar al paciente a controlar la compulsión y son las técnicas cognitivo-conductuales las que son más eficaces en este tipo de trastorno. El proceso se basa en una primera evaluación del problema, en conocer la personalidad del paciente y ver sus posibles causas del problema, seguida por un programa de tratamiento de educación sexual, el cambio de actitudes sexuales, manejo de emociones y relaciones interpersonales. Para ello se combinan diferentes estrategias como técnicas de relajación, técnicas de detección de pensamiento, y en algunos casos se acompaña de terapia farmacológica.

Si eres un adicto al sexo, tranquilo porque como ves tiene tratamiento para solucionarlo. Y si no estás segura te interesa leer este otro post: Cómo saber si soy ninfómana

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: Salud