>Blog de Sexualidad

Cómo prevenir las Enfermedades venéreas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Las enfermedades venéreas, también llamadas enfermedades de transmisión sexual (ETS), son unas enfermedades que se contagian por contacto sexual ya que son infecciosas.

Aunque también muchas de estas enfermedades venéreas pueden ser transmitidas por vía no sexual. Algunas  pueden ser epidémicas, como ocurre con la uretritis, la gonocócica, la gonorrea, el herpes sexual o las verrugas genitales.

Pero también pueden ser epidémicas la sarna, infecciones vaginales como los hongos o las infecciones uretrales. Las principales enfermedades que se transmiten exclusivamente por contacto sexual suelen ser la sífilis, el chancroide, la infección por ladillas, el linfogranuloma venéreo o el granuloma inguinal.

Para que sean transmitidas estas enfermedades sexuales debe haber un contacto íntimo, ya que los organismos infecciosos se mueren rápidamente fuera del cuerpo humano. Una persona infectada por una enfermedad venérea puede transmitírsela a otra mediante el contacto con la boca, los genitales, los pies e,  incluso,  los líquidos corporales.

Es lo que ocurre con las ladillas o el chancro que pueden transmitirse a través de las manos. Los piojos o los herpes genitales también pueden cogerse mediante medios que no son el contacto sexual. Como ocurre con la gonorrea o la sífilis que pueden pasarse de la mujer embarazada a su hijo.

A pesar de que las enfermedades venéreas comienzan principalmente en los genitales también pueden extenderse a los testículos, a la próstata o al útero. La mayoría de infecciones de transmisión sexual producen picores, irritación o ligeros dolores.

La mejor solución para no tener enfermedades venéreas es la prevención. Las principales estrategías de prevención primaria deben centrarse en la educación sanitaria. Los jóvenes tienen que saber que no pueden adivinar por la apariencia externa si una persona está infectada por una ETS o por VIH. Hay que utilizar siempre métodos de barrera como preservativos y evitar conductas de riesgo como son las relaciones anales o las vaginales sin protección.

Fuente Imágenes ThinkStock.

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Salud, Sexualidad


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar