Qué es el vaginismo

El vaginismo es una contracción de los músculos de la entrada de la vagina que imposibilidad realizar el coito de una manera placentera. Las mujeres que padecen este trastorno pueden realizar juegos sexuales y gozarlos, y conseguir así el orgasmo.Pero en cuanto realizan relaciones sexuales con penetración el dolor aparece debido a la contracción de los músculos del tercio inferior de la vagina.

0 comentarios
elidepaz
miércoles, 21 diciembre, 2011

Las causas del vaginismo son en su mayoría psicológicas. Cuando es un vaginismo ocasional puede estar relacionado con las primeras relaciones sexuales. La mujer no tuvo una relación placentera o el hombre no se tomo su tiempo para lubricar y excitar adecuadamente a su pareja. En este caso, el vaginismo aparece como una forma de protesta al acto no deseado.


En muchos casos el vaginismo en las mujeres no es algo insólito. Muchas lo padecen impidiendo unas relaciones sexuales sanas y con placer. Este trastorno también puede ser debido a la falta de información sexual o la falta de comunicación. Algo que conduce a fobias y pánicos generando que los músculos de la vagina se contraigan. También puede ser causado por abusos sexuales o por miedo a contraer enfermedades de transmisión sexual.

El vaginismo primario surge en adolescentes o mujeres veinteañeras que sienten temor a tener relaciones sexuales o visitar al ginecólogo. Puede que no sean conscientes de que padecen vaginismo hasta que intentan tener una penetración vaginal. El vaginismo secundario sucede cuando la mujer que siempre ha tenido unas relaciones placenteras de repente no se siente capaz de llevarlas a cabo por la contracción de sus músculos vaginales.


Esto puede ser debido a causas psicológicas pero también a causas físicas debido a traumas post-parto, infecciones vaginales o después de una intervención de cirugía ginecológica. En ambos casos lo más adecuado es que la mujer acuda a su médico de cabecera o a un especialista para solucionar cuanto antes sus problemas de vaginismo y consiga desarrollar su vida sexual y afectiva de una manera total y muy placentera.

Fuente Imagen: clinicatrotula, 20minutos

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *