Claves sobre el vaginismo

claves sobre vaginismo

Podemos definir el vaginismo como la constricción involuntaria de los músculos vaginales de tal manera que produce dolor, incomodidad, ardor, problemas de penetración o directamente imposibilidad de practicar relaciones sexuales.

El vaginismo puede provocar espasmos en la vagina o en la parte inferior de la espalda. Supone vivir relaciones sexuales dolorosas o no poder llevarlas a cabo. Por lo general, el vaginismo surge a raíz de un trauma durante un parto, una operación de cirugía, la endometriosis, infecciones crónicas de las vías urinarias, o causas psicológicas como puede ser una mala experiencia sexual en el pasado o un abuso.

La mujer no controla directamente que la constricción ocurra, por eso decimos que se trata de una respuesta pélvica involuntaria. Es posible que no sea ni consciente de que sea la respuesta muscular la que está ocasionando este problema.

En muchas ocasiones, la constricción del vaginismo puede comenzar a causar doloro incomodidad durante el sexo. Es la principal causa de relaciones sexuales no consumadas ya que no se puede llevar a cabo la penetración y entonces, el coito debe de ser interrumpido por el dolor.

vaginismo

 

Muchas mujeres padecen vaginismo primario, caracterizado por la incapacidad de tener relaciones sexuales sin dolor e imposibilidad de colocarse tampones o completar exámenes pélvicos. Pero, el vaginismo también puede aparecer más tarde en la vida, sin haber tenido antes problemas de ningún tipo en las relaciones sexuales. Es conocido con el nombre de vaginismo secundario.

En cualquier caso, hay que subrayar que el vaginismo es altamente tratable. Su tratamiento no necesita de medicamentos, de cirugía o de hipnosis. Para tratar el vaginismo se suelen llevar a cabo ejercicios y técnicas de relajación.

Es la mejor manera de acabar gradualmente con el dolor. Son movimientos específicos para el control muscular (contraer y relajar los músculos pélvicos) y otros que preparan para la penetración.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *