>Blog de Sexualidad

¿Qué es la asexualidad?

Autor: Comentar
Comparte este artículo

A todo el mundo no le gusta el sexo. La asexualidad se define como la carencia de orientación y deseos sexuales. Las personas asexuales no sienten atracción física o sexual hacia ninguna otra persona ni deseo erótico.

Las personas asexuales pueden tener ganas de encontrar una relación de pareja pero no sienten ese deseo sexual. Pueden ser heterosexuales, homosexuales o bisexuales y tener a alguien a su lado como hemos indicado pese a que no es habitual que se enamoren.

Las personas asexuales se sienten saludables, tienen una vida social activa y considera esa falta de ganas por el sexo como una forma de identidad sexual.

Estas personas sienten esa falta de ganas por el sexo desde el comienzo de las relaciones. Algunos pueden experimentar un período de un deseo más alto y luego retornar a los niveles bajos o nulos de deseo sexual.

Por tanto, sus relaciones de pareja se basan en otros pilares, como el cariño, el romanticismo, las aficiones y gustos o el trabajo. Pueden tener relaciones sexuales o masturbarse, sólo que no es demasiado frecuente. Muchas personas asexuales esperan que, con el tiempo, su deseo sexual se intensifique.

Sin embargo, la asexualidad puede suponer un problema en la relación de pareja. La mayoría de gente no es asexual y éstos pueden sentirse afectados al ver que son incapaces de atraer sexualmente a su pareja.

Las personas que padecen falta de deseo sexual rechazan el hecho de que se identifique esta asexualidad como un trastorno psicológico o una enfermedad. No obstante, algunos problemas si pueden estar asociados por trastornos médicos como efectos secundarios de fármacos o endocrinos entre otros. También pueden ser consecuencia de trastornos psicológicos como traumas sexuales, problemas con la pareja, poca estimulación o rutina entre otros.

Existen tratamientos médicos para aumentar el apetito sexual, pero muchas personas lo rechazan ya que no consideran que tenga un problema físico o psicológico.

Fuente imagen thinkstock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Sexualidad, Trastornos sexuales


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar