Los juegos eróticos para romper la rutina

juegos eroticos


¿Sientes que la monotonía se ha instalado en vuestras relaciones sexuales? Si se tiene como rutina hacer el amor a la misma hora o en los mismos sitios al final es normal que os empecéis a aburrir.

Siempre se ha dicho que mantener la pasión es clave para que una relación funcione a largo plazo. Los primeros meses es algo sencillo de lograr pero, con el tiempo, la innovación y la creatividad son también unas variables que debes de tener en cuenta.

Para evitar caer en la rutina, tienes que probar a sorprender a tu pareja con ayuda de vuestra imaginación y dejando a un lado los convencionalismos.

Los juegos eróticos son muy importantes para mantener viva la llama de la pasión. Las ideas son infinitas, pero todas ellas deben suscitar el misterio y el deseo sexual por ambas partes.

Algunas ideas para poner en práctica son las siguientes:

-Enviar mensajes subiditos de tono y que vayan incrementando el misterio entre vosotros. No importan que sea en horario laboral, se trata de intrigar a tu pareja y de darle emoción al asunto.

-Compra una lencería sexy y sorprende a tu pareja. Olvídate de cenar y después acudir al dormitorio como de costumbre.

-Prueba a recibirle en casa directamente con tus mejores galas. Utiliza varios juegos como unas vendas en los ojos y haz que tu pareja comience a imaginar y a tener fantasías. Las palabras y el doble juego con ellas pueden incentivar mucho el deseo sexual.

-Probar nuevos sitios o entornos para hacer el amor. Seguro que hay muchas ideas posibles que aún no habéis explotado. Por ejemplo, un espejo donde os veáis reflejados, unos estratégicos cojines o un ambiente étnico.

-Acudir un día a un sex shop y probar aceites propios para masajes sensuales, ropa interior comestible o juguetes eróticos. También podéis ir a lugares nuevos, que estén cargados de erotismo como restaurantes con ambiente sensual o un baile a la luz de las velas.

-No olvides que los preliminares son importantes para alcanzar relaciones sexuales plenas. Los besos, las caricias y las posturas son primordiales, y siempre es positivo descubrir cosas nuevas. Por tanto, la comunicación con tu pareja no puede faltar nunca.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *