>Blog de Sexualidad

El petting la técnica sexual que te pondrá a 1000

Autor: Comentar
Comparte este artículo
21 marzo, 2018

¿Quieres vibrar de placer cuando estés en la cama con tu pareja? El petting se ha convertido en la práctica sexual más demandada en los últimos meses entre los jóvenes dado que con unas simples caricias y sin necesidad de penetración, esta técnica encenderá la pasión que llevas dentro. Hablamos sobre ello en nuestro blog de Sexualidad.

petting

¿Qué es el petting?

El petting supone el regreso a los orígenes del sexo, dado que se asocia a “hacer el amor con ropa”, es decir, regalar besos y caricias de manera que se caldeé la temperatura pero sin que llegue a producirse el coito. El petting es un concepto que nació realmente en la década de los 70 y que proviene del verbo “to pet”, aludiendo de esta forma a todo lo que está relacionado con besar, mimar, acariciar y tocar.

Esta práctica pueda permitirnos tener una relación sexual placentera y satisfactoria sin el riesgo de sufrir embarazo alguno. Gracias a prácticas como el petting podremos descubrir nuestras zonas más erógenas y estimular el erotismo a nivel psíquico. No obstante, la masturbación, el sexo oral o el “frotamiento” podrían entrar dentro de esta categoría.

Precisamente, uno de los cebos más interesantes del petting es que se potencia el deseo incontrolable de coito, sin que se llegue a producir. Esa excitación es, precisamente, una de las claves que más llama la atención de esta técnica. Con esta práctica, pese a no existir penetración, puede provocar orgasmos, tanto o más placenteros que las relaciones sexuales convencionales.

El petting es una de las prácticas más utilizadas por los jóvenes cuando comienzan sus relaciones y, en definitiva, empiezan a experimentar la sexualidad de los adultos.

Cómo hacer petting

El contacto sexual no es la única forma de alcanzar el máximo placer. Con el petting podremos utilizar manos, boca, lengua o cualquier otra parte del cuerpo que permita un contacto físico a nivel de roce o caricia, pero sin llegar a nada más.

Por medio del petting podrás examinar las diferentes zonas placenteras de tu pareja, además de la evidente zona genital. Con el simple roce de las manos o de la lengua, descubrirás que, por ejemplo, en el hombre algunas de las partes más erógenas son los lóbulos de las orejas, las terminaciones nerviosas del cuello, una ligera presión en la zona del perineo con la yema de los dedos o los propios pectorales. En cuanto a la mujer, también podemos destacar el cuello, los labios, el pecho, nuca o parte interna de los muslos.

Con el petting no temas acariciar cualquier parte del cuerpo sin límites. Puedes servirte de un masaje sensual, un baño erótico lleno de jabón y todos los tipos de roces que te puedas imaginar.

La boca, en el petting, será un arma de seducción infalible. Además de practicar sexo oral, te ayudará a besar, lamer, y acariciar con tus labios cada parte del cuerpo. Puedes emplear lubricantes comestibles como el chocolate, frambuesa o similares.

 hacer petting

Puedes vendar los ojos de tu pareja y recorrer todo su cuerpo con la punta de la lengua. Esto hará que la excitación vaya aumentando. Con esta técnica, es muy probable que la mujer llegue antes al orgasmo.

Los cambios de temperatura pueden ser un buen método de excitación, dado que el cuerpo las percibe de manera distinta. Para ello, puedes buscar algunos elementos como cubos de hielo en las partes más íntimas.

La fricción sobre la ropa, te puede ayudar a llegar al orgasmo fácilmente, utilizando la posición favorita de ambos.

El mero hecho de saber que no habrá penetración hará que, cuando llegue el momento, tengáis más ganas de hacerlo que nunca. Y, es que, deseamos lo que no podemos tener.

Ventajas del petting

El petting podría aportarnos una serie de beneficios a tener en cuenta, algunos de los cuales son los siguientes:

-Ayuda a mejorar el vínculo emocional entre la pareja, potenciando la comunicación íntima de ambos miembros.

-Es una alternativa interesante para llegar al orgasmo sin la necesidad de la penetración y evitando los riesgos innecesarios de sufrir un embarazo no deseado.

-En el caso concreto del hombre, gracias al petting podrá evitar cualquier temor que pueda tener por cuestiones relacionadas con la eyaculación precoz. Y, es que, con estos juegos íntimos podrá ganar confianza con la pareja, tanto en el desempeño, tanto en el control de la velocidad de la respuesta sexual.

-Será de gran ayuda para orientar a la pareja a la hora de saber dónde, cómo y con qué velocidad quieres ser estimulado, además de ser de utilidad para estimular las zonas erógenas propias y ajenas. 

-Lógicamente, se disminuye las posibilidades de riesgo de las infecciones de transmisión sexual, lo que ayuda a que te puedas concentrar más en el placer y puedas alejar esos pensamientos negativos que te impiden seguir con tus relaciones íntimas sin complicaciones.

Peligros del petting

El petting puede entrañar una serie de riesgos que no deberíamos pasar por alto como los que indicamos en las próximas líneas:

-Esta práctica sexual es una alternativa interesante, pero si se convierte en la única vía para encontrarte con tu pareja podrían generarse ciertas complicaciones a nivel de salud sexual. Y, es que, en el caso de la mujer se corre el riesgo de la contracción involuntaria de los músculos de la vagina, lo que dificultará el proceso de penetración.

 hacer petting

-Los problemas que el petting puede suponer para el hombre se relacionan con dificultades en la erección, en cuyo caso sería conveniente acudir a un especialista médico.

-Igualmente, la estimulación de genitales con la boca sin utilizar preservativo podría entrañar riesgos de infección no deseados.

-Los que practican el petting tienen que tener la responsabilidad, madurez y autocontrol para no dejarse llevar por la excitación hasta el grado de no poder evitar el coito y, consecuentemente, culminar todo el proceso con una relación sexual.

¿Conocías el petting?, ¿lo has practicado alguna vez?, ¿qué opinión te merece?, ¿lo recomendarías?

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales