¿Amistad con sexo?

Compartir sexo con un amigo puede ser una experiencia placentera ya que se comparten fascinantes momentos con él o ella pero también conlleva riesgos.

0 comentarios
ana it
miércoles, 31 octubre, 2012

No todas las personas pueden tener este tipo de relación puesto que pueden sentir un vacío emocional al compartir su intimidad con alguien por quien no sienten amor, sólo cariño. Otro de los riesgos es que a la larga, uno de los dos puede llegar a tener un sentimiento de amor hacia el otro y no ser correspondido. Además, puede ser el punto y final de una amistad.

La amistad con sexo funciona cuando ambas personas tienen claro que sólo desean compartir intimidad sin compromisos durante un tiempo y aceptar que uno de los dos puede romper ese vínculo cuando aparezca una tercera persona en su vida. Se trata de separar lo emocional con lo sexual y eso a menudo puede ocasionar problemas porque cada persona tiene unos valores y emociones diferentes.

Este tipo de relación es la que suelen escoger personas que han acabado una relación de años y no desean comprometerse de nuevo por lo que buscan un amigo con quien tener sexo. También es una relación que escogen dos personas porque comparten un cariño de amistad y se sienten solas por lo que deciden compartir sexo. Siempre conviene dejar claro desde el principio el tipo de relación que se quiere llevar para que la otra persona pueda escoger si le interesa.

A menudo sucede que no se tiene del todo claro si esa persona con el paso del tiempo puede gustarte como algo más que amistad, es decir, como pareja.

Generalmente, cuando dos personas deciden tener este tipo de relación es porque hay una cierta atracción pero no es suficiente para establecer una relación más seria. Por ejemplo, la falta de conexión o de gustos con esa amistad puede ser el motivo por el que no se formaliza en algo más comprometido,  ya que una vez pasada la primera etapa de atracción, la relación debe fundamentarse en más aspectos. En cualquier caso, conviene tenerlo claro y disfrutar de esa intimidad si así ambos lo desean.

Fuente imagen thinkstock.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *